domingo, 20 de mayo de 2018

Pensamientos inquietantes #7: Todavía me emociono

Leo Dios o nada, del Card. Robert Sarah, y sobre la agonía y muerte de Juan Pablo II dice lo que parecía susurrarnos su ejemplo: "Soy feliz de clavarme en la Cruz con Cristo, costado contra costado, mis manos contra sus manos, mis pies contra sus pies, los mismos clavos que le atraviesan atravesándome a mí, nuestras sangres mezcladas en una sola". Todavía me emociono al recordar aquellas jornadas. Pensaba si el rostro de Cristo se podía mostrar de un modo más cercano. Es insondable el amor de Dios y tanto Benedicto como Francisco nos han dado a conocer otros aspectos de Dios que nos han maravillado. 

lunes, 14 de mayo de 2018

Pensamientos inquietantes #6: final de curso

El cansancio es el hermano pequeño del desánimo. Cuando hay ilusión, cualquier dificultad parece un reto, una aventura. La ilusión no siempee viene dada, a veces hay que ponerla...

martes, 17 de noviembre de 2015

Operación Matojo. Nueva carta al director

Os dejo copia de la última carta al director publicada, aunque el tema local lo hace poco interesante para el resto del planeta:


Carta al director - Operación matojo 

Jerez ha sido siempre una ciudad de oportunidades. Actualmente, es una ciudad de oportunidades para el empleo: no para el trabajador que lo busca, sino para el empresario que busque mano de obra abundante y barata, teniendo los datos de paro que tenemos. Tiene, para nuestra desgracia, mano de obra "a punta pala", que suele decirse vulgarmente. 

Por eso sorprende que la alcaldesa no haya sido capaz de encontrar ningún equipo de aguerridos y valientes desempleados dispuestos a despojar a la antigua autovia, ahora tramo urbano, de la floresta que asoma por sus márgenes, y que incluso inunda los carriles de circulación. Más bien, debe ser, no los habrá buscado mucho, o no circula por ahí.

Es cierto que no será fácil encontrar quien haga ese trabajo porque ese tramo puede causar recelo aún entre los más aguerridos trabajadores. Dado que donde antes se circulaba a 100 y a 80, ahora se circula a 80 y 60 -sólo porque ha cambiado la titularidad del tramo- y otras magias pueden hallarse escondidas en esa geografía. Y hay que tener los nervios bien templados para enfrentarse a ese tipo de mutaciones o magias que, ya 400 años ha, causaron pesar en el ánimo de un D. Quijote.

Para cualquier turista que venga desde el Puerto es una imagen bastante lamentable, sólo atemperable por la ecológica fachada que tiene ahora nuestra ciudad. Y es que quizás sea eso lo que debe hacerse: la única manera de que la alcaldesa se digne a adecentar ese tramo de carretera será incrustándole un carril bici en la mediana.
 
(Publicada 17.11.15 Diario de Jerez, ed. papel)

lunes, 11 de mayo de 2015

Pensamientos inquietantes #5bis: Beato Álvaro del Portillo

Hoy primera celebración del Beato Álvaro  del Portillo: qué paradoja. Humildad 3 - Soberbia 0...

Pensamientos inquietantes #5: El cojo-yo

Ayer confirmé un dato que en verano me habían discutido: yo sostenía que un cura amigo mío era de la misma edad de otro cura amigo mío. La típica discusión absurda que en la National Geographic serviría para determinar al macho alfa.
A pesar de la distancia temporal, cuando escuché que tenía razón, dentro de mi percibí que el "cojo-Yo", en terminología freudiana, crecía un par de enteros.
Hoy la humildad me ha leído la lección. Pero ha recibido otro revolcón y he escrito este post.
La verdad es que pujar por la humildad no es cosa fácil. Ni siquiera para mí. Ya me llevaré un buen palo un día de éstos. 

Fdo. Un humilde soberbio. 

P. D. Un día os hablaré del "puto-yo" que es otra de las capas de la personalidad que Freud no se atrevió a plasmar en sus obras.

lunes, 9 de febrero de 2015

Pensamientos inquietantes #4: El valor de las dificultades

Símil futbolístico: "Imagínate que juegas en un equipo de fútbol y que el sábado por la mañana te enfrentas al que hasta entonce es líder provisional del campeonato. Si ganáis ese partido, tu equipo será el campeón de liga de ese año. Saltas al campo con tus compañeros, y tras una semana de duros entrenamientos y de estar todos mentalizados en ese partido, al minuto dos cae un rosco de chilena del delantero del equipo contrario, y poco antes de concluir la primera parte, os meten un gol de penalti injusto. Lo más lógico es entrar al vestuario un poco calientes con el árbitro y tener la sensación de que el partido se os escapa de las manos, porque ves que lo habéis intentado todo pero que las cosas no salen como pensábais.
Llega entonces el entrenador y os pide mayor concentración, y desplegar mejor el juego por la banda para meter balones en la poblada defensa del equipo contrario. Saltáis al campo con una actitud de enfrentarse a las circunstancias adversas, y nada más dar el pitido de inicio empezáis a atacar la portería del rival, pero para tu desesperación, una buena bolea del interior izquierdo lame el poste del portero y se va fuera. Luego, pasados unos minutos, el balón golpea el palo de la portería del otro equipo. Llega por fin el 31 de la seguda parte y coláis vuestro primer gol con una jugada ensayada de córner. El otro equipo se pone nervioso porque os ve volcados en su portería. Pasan diez minutos y lográis empatar el partido. Vais 2 a 2 y quedan sólo 4 minutos para que concluya el encuentro, y entonces, en el tiempo de descuento metes tú el gol de la victoria por la escuadra. Y así concluye el partido. ¿Dirás entonces que esas dificultades iniciales son malas? Pienso que no, porque precisamente el haberlas superado lo que ha hecho que la victoria de tu equipo tenga más valor que el haberles metido once goles al equipo que va último en la calsificación""De hecho qué cierto es que a las personas se las conoce en la dificultad. Es ahí donde cada uno se descubre a sí mismo y se descubre ante los demás" (Zancadillas al amor, Antonio Pérez Villahoz).
¿Y por qué toca leer esto justo un día después de que al Betis se le escape una victoria como la que tenía ante la Ponferradina?...
#Betis, #dificultades

domingo, 11 de enero de 2015

La última llamada, de Brad Anderson

Público: Jóvenes.
Sin inconvenientes.
Nota: 3,5/5

La última llamada

Al otro lado del 911, una telefonista del servicio de emergencias, Jordan, atiende la llamada de una chica que acaba de ser secuestrada y encerrada en un maletero. Con la débil conexión que les permite un celular de prepago, Jordan intentará rescatar a la joven evitándole la muerte segura a manos del psicópata que la retiene.

Mantiene la tensión durante toda la trama y es bastante correcta en el planteamiento del thriller. Los actores hacen un buen papel y se pasa un rato bastante entretenido. Se agradece que no es excesivamente larga, y por tanto, no abunda en detalles desagradables o estira los momentos melodramáticos innecesariamente.

Como otras películas del género deja abierta la cuestión acerca de si la justicia y la ley van o no de la mano, y quién puede hacer justicia. El planteamiento del desenlace, que si bien no comparto, tiene el mérito de que, después de una hora y media de tensión, se muestra casi como un alivio y el único camino posible.

miércoles, 7 de enero de 2015

El juez, de David Dobkin

Valoración: 3,5/5
Público: Jóvenes-adultos (con reparos: D)



El juez (2014) Poster

Drama judicial que, por segunda vez estas navidades, nos adentra en el profundo continente norteamericano. Un exitoso abogado vuelve a su pueblo natal por el fallecimiento de su madre y un trágico accidente le obliga a asistir a su padre, el Juez de la localidad, en el juicio.

David Dobkin y Nick Schenk (guionista en Gran Torino) nos presentan una entretenida reflexión sobre la familia y la justicia. Mano a mano, Robert Duvall (El padrino y muchas cosas más) y Robert Downey Jr. (Iron Man, Sherlock Holmes, etc. -que explota el que parece su único registro posible, ya sea en traje de raya diplomática o en traje de superhéroe-) interpretan un duelo generacional en el que se enfrentan el sentido de la ley y la justicia. Al igual que la anterior crítica, la visión negativa de la sociedad en que vivimos parece que pesa mucho.

Momentos para la reflexión: conversación de padre e hijo sentados en el porche casi al final del metraje sobre el futuro de su matrimonio: "¿Podrás volver (tú) a ser feliz con ella?". El prisma del compromiso matrimonial se ha invertido 180º. Bandera a media asta al final de la película: hoy en día parece que todo lo mejor que pueden hacer muchos viejos políticos y famosos (de nuestro entorno) es morirse a tiempo, es decir, antes de que se levante algún escándalo. Con todo el respeto: ¿Qué sería de Pujol si hubiera fallecido hace 15 meses?

Un pequeño descubrimiento: Holocene, de Bon Iver al final.

lunes, 5 de enero de 2015

Retrato de gris sobre fondo gris (ó Nebraska, de Alexander Payne)

Nota: 4/5
Público: adulto

Nebraska narra la historia de un anciano con inicios de demencia senil que pretende cobrar un premio millonario, que es una de muchas estafas publicitarias. El viaje sirve para que padre e hijo convivan de cerca. La única preocupación del anciano padre es dejarle algo a sus hijos, una camioneta y un compresor.
Nebraska
En blanco y negro, la película puede ser tomada como una buena radiografía de la sociedad americana. Con gracia, sorna más bien, hace un barrido por la decadencia de la sociedad en que vivimos. Desde luego, el color de la película no podría ser otro que el blanco más negro (igual a gris).
Si como hiciera Spielberg hubiera que dar una nota de color a la película, quizás fuera al azul metalizado de la camioneta a estrenar del final de la película. Pero esta no es una película lacrimógena.
La fotografía, el guión y el ritmo son maravillosos, si sabes a lo que te enfrentas. En la prensa antigua solía indicar "sólo para cinéfilos".
Una de las mejores escenas ocurren con la familia (o la no-familia) en torno a la televisión. Triste y cómica estampa de lo que sucede en demasiados hogares.